monse_rectangle.jpg

 

Monserrat “Monse” Ramirez Perez is a queer, twenty one-year-old, Mexican immigrant. She was first brought to the U.S. at the age of five. In 2012, Monse was a recipient of Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA). She calls Asheville and the mountains of Western North Carolina her home. She is a bilingual organizer, social justice Spanish/English interpreter, poet, and musician. From 2016-2017, she was the Tdezek Language Justice Fellow at Center for Participatory Change in Asheville, North Carolina, where she got to deepen both her facilitation and interpretation skills, lead workshops across the United States, and start an Interpreters Club at a local Asheville high school.  and recently joined the organizing team at Southerners on New Ground (SONG) where she continues to fight for language justice, undocumented youth and their communities, and uplift the magic of healing in community.

Monserrat “Monse” Ramirez Perez

Monserrat “Monse” Ramirez Perez es una inmigrante mexicana queer de veintiún años. Fue traída por primera vez a los EEUU a la edad de cinco años. En el 2012, Monse fue recipiente de el programa de Acción Diferida para los Llegados a la Infancia (DACA). La ciudad de Asheville y las montañas de Carolina del Norte son su hogar. Ella es una organizadora bilingüe, intérprete con enfoque de justicia social español/inglés, poeta, y música. Del 2016 al 2017 fue la becaria Tdezek en justicia de lenguaje en el Centro para Cambios Participativos (CPC) en Asheville, Carolina del Norte, donde ella pudo profundizar sus destrezas en facilitación e interpretación, desarrollando talleres en varias partes de los EEUU, y lanzar un Club de Intérpretes en una secundaria  local de Asheville. Recientemente ella se sumó al equipo de organizadorxs de Sureños en Nueva Tierra (SONG) donde sigue luchando por la justicia de lenguaje, por lxs jóvenes indocumentadxs y sus comunidades, y haciendo hincapié sobre la magia de sanarse en comunidad.


Monse and I spoke at the end of January in 2017, days before she and other members of CPC’s Language Justice Circle began the first ever Interpreter Club at Clyde A. Erwin High School. Here Monse talks about her hopes and dreams for this club, and why it's so important to her that young heritage speakers learn about language justice. Monse also mentions the monthly practice sessions that CPC does as part of its Language Justice Circle, where local social justice interpreters and interpreters-in-training come together to hone their skills, share stories, heal, and learn from each other using popular education techniques. 

Monse y yo hablamos a los finales de enero del 2017, pocos días antes de que ella y otros miembros del equipo de Justicia del Lenguaje de CPC lanzaron el primer Club de Intérpretes con estudiantes de la escuela secundaria Clyde A. Erwin High School. Monse habla de sus esperanzas y sueños para el club, y nos cuenta por que es tan importante que lxs jóvenes que son hablantes de herencia (de español y otras lenguas no dominantes) aprendan sobre la justicia de lenguaje. Monse también menciona las sesiones de práctica mensuales que auspicia el equipo de Justicia de Lenguaje en las que intérpretes para la justicia social y intérpretes en entrenamiento se juntan para mejorar sus destrezas, compartir historias, sanarse, y aprender unx del otrx utilizando técnicas de la educación popular.